SIGUE MI BLOG

jueves, 12 de mayo de 2016

EL ABANICO DE NOVIA

El-Abanico-de-Novia

¡Vamos de boda!

¿....y qué regalar a la novia...? 



"Tu abanico es mariposa
que en tu mano se posó
porque en su vuelo otra rosa
más bonita no encontró"

(de Amores y amoríos) 
Hnos. Álvarez Quintero



No todas las novias se casan en verano, claro, pero... ¿Qué más da?

Un abanico es mucho más necesario para una novia, en invierno o en verano, que otro aderezo cualquiera, como el ramo de flores consabido.
Un pequeño bouquet, o pulsera de fresquísimas flores recién cortadas, junto a un abanico antiguo de calidad, forman un conjunto exquisito.







 


Un abanico en manos de una novia es imprescindible,  porque tiene tantas funciones como ningún otro accesorio nupcial:
Por ejemplo, es un simpático aliado que sirve para jugar disimuladamente con él entre los dedos, cuando los momentos de espera se hacen eternos y hay que aplacar los nervios, ...

y claro está,  proporciona aire refrescante y aliviador en momentos de confusión o de emoción intensa,...  También ayuda para ocultar esa lagrimilla traicionera, pero sobre todo, y qué decir tiene,

Fidel García Berlanga. Retrato de una novia

es un elemento desenfadado que representa al mismo tiempo elegancia y gracilidad,  y que realza, como ningún otro aderezo, la radiante belleza de la novia en un día único.
Fueron muchos los pintores que reflejaron en sus cuadros a mujeres en el día de su boda con un bonito abanico en sus manos.


Fidel García Berlanga. Mujer con abanico
Para conmemorar las bodas reales, se encargaban abanicos lujosísimos, que se conservaban como lo que eran, obras de arte únicas; objetos exquisitos en los que se aunaban una gran belleza y el recuerdo de un acontecimiento tan singular, que lo convertía en símbolo del futuro destino de una nación.


Abanico y zapatos nupciales de la Reina Victoria de Suecia. 1881


Es el caso de un abanico conservado celosamente en el Museo Lázaro Galdiano de Madrid. Se fabricó con la intención de conmemorar el matrimonio de Luis Fernando, delfín de Francia, y la infanta de España María Teresa Rafaela a mediados del S. XVIII .


El varillaje es de marfil calado, policromado y dorado con aplicaciones de madreperla. El país, de papel pintado al guache con escenas mitológicas y alegóricas que ensalzan la alcurnia y las virtudes de la pareja real.

Detalle de un país de encaje de bolillos y punto de aguja, tipo "Point de Gaze", aplicado a un varillaje de nácar irisado. Estudio Anticuario HOM

Pero para lucir en la boda, ya en épocas más modernas, las damiselas fueron decantándose por los abanicos en colores claros



 y, a menudo, por los que lucían un país de de finísimo encaje, que podía ser de Bruselas o Brujas, de Calais o de Lille, de Almagro, Cataluña o Camariñas. Los ricos varillajes de carey, nácar, hueso o marfil eran los más apreciados para montar estos encajes, y así nos hemos ido encontrando con piezas maravillosas que estuvieron asociadas a antiguos eventos nupciales.


Aquí os he puesto algunas de esas piezas que Estudio Anticuario HOM y la Colección Victoria tienen el placer de conservar.

Foto antigua de una novia de finales del S. XIX con su  gran abanico.


www.museodelabanico.com
Detalle de un abanico de marfil y encaje de Bruselas a bolillos y punto de aguja. Tienda Estudio Anticuario HOm

Aquí podéis contemplar algunas novias de noble estirpe, tan nerviosas como cualquier otra en esas circunstncias


Helen, Duchess of Albany (1861 - 1922), the wife of Prince Leopold in her wedding dress of embroidered satin. She was formerly Helena Frederica of Waldeck.

Princess Victoria Eugenie (Ena) of Battenberg (1887 - 1969), a grand-daughter of Queen Victoria, before her marriage to King Alfonso XIII of Spain.
Princess Victoria, (1868 - 1935), one of the three daughters of King Edward VII and Queen Alexandra.

Lady Elizabeth Bowes-Lyon (1900 - 2002) dressed as a bridesmaid to Princess Mary, Countess of Harewood.


Boda de la actual reina de Inglaterra Isabel II
con el príncipe Felipe de Edimburgo


Otro día pondré imágenes de bodas de distintos países y lugares, pues creo que os resultará curioso ver la diversidad de atuendos y ceremonias. 


¡Hasta entonces! Espero que os haya gustado el tema.

 ¡Y gracias por seguir mi blog!